Comunicado del alcalde de Villaviciosa de Odón, José Jover Sanz

Villaviciosa de Odón, 27 de junio de 2018

Como consecuencia de las informaciones publicadas en referencia a la querella de la Fiscalía de área de Móstoles contra el alcalde de Villaviciosa de Odón, José Jover Sanz, el regidor emite el siguiente comunicado

“La querella presupone de manera reiterada una determinada intención que los propios hechos de la querella desmienten. Hasta en nueve ocasiones se realiza en la querella un juicio de intenciones sobre mi conducta que afecta al relato de los hechos y distorsiona la percepción de los mismos.

Así pues, no es cierto que se eliminase la propuesta de imposición de sanción a la mercantil Pescaderías Coruñesas S.L., como se afirma en la querella

El hecho cierto e indiscutible es que la Junta de Gobierno Local, por unanimidad, es decir, con el voto del Alcalde, acordó imponer a la mercantil Pescaderías Coruñesas S.L. una sanción por importe de 60.001 euros. Ese es un hecho incontestable, y deja en evidencia el juicio de intenciones que en todo momento realiza la querella, pues es contradictorio afirmar que mi intención como alcalde es favorecer en todo momento a la citada empresa cuando yo mismo voté la imposición de una multa de 60.001 euros a dicha empresa.

En relación con el cese de actividad, la Junta de Gobierno Local acordó el 8 de noviembre de 2017 ordenar a la entidad Pescaderías Coruñesas S.L. el cese de la actividad de actividades recreativas en la finca el Monje, acuerdo tomado por unanimidad de los miembros de la Junta presidida por mi persona.

En consecuencia, no parece que ordenar el cese de una actividad pueda considerarse una decisión que favorezca los intereses de la empresa a la que se ordena cesar en dicha actividad.

La Alcaldía, ya por resolución, es decir por acto unipersonal, desestimó la petición de suspensión cautelar de la ejecución de la orden de cese acordada por la Junta de Gobierno.

En cuanto a las actas de celebración de los matrimonios, no es cierto que se alterasen puesto que dichas actas estaban redactadas y no había ningún ánimo de falsearlas, más aún cuando la Dirección General de los Registros permite la celebración de bodas en otros lugares.

Así pues, además de ofrecer las cumplidas explicaciones que he dejado expresadas en este comunicado, exijo una rectificación de las informaciones publicadas respecto a este asunto por resultar absolutamente falsas”.