Aprovechando la celebración este jueves del Día Mundial de las Bibliotecas, ACUA se ha adentrado en la de nuestro municipio para conocerla un poco más. Aportamos datos, los recursos que posee, sus actividades para esta jornada y el resto del año y charlamos con Teresa Sorozábal, la bibliotecaria municipal.

PREGUNTA: Este jueves se conmemora el Día de Mundial de las Bibliotecas ¿Cuánto es de importante celebrar este día?

RESPUESTA: Es un día muy destacado ya que de manera internacional se subraya y destaca el papel de la biblioteca pública en la sociedad.

¿Qué actividades hay previstas para esta jornada?

Dentro de la Semana de la Biblioteca tenemos convocadas diferentes actividades: un taller infantil de promoción de la lectura; la presentación del poemario de Dionisio Rodríguez, autor local de Villaviciosa; el propio día 24 habrá un cuentacuentos a cargo de “·Macaria, Reportera Literaria” y finalizaremos con un cuentacuentos en inglés.

“Todas nuestras actividades se pueden consultar en la web del Ayuntamiento. Son muy variadas y están dirigidas siempre a la promoción de la lectura como objetivo general”, dice Sorozábal. Hay tres clubes de lectura en castellano, que cuentan con 75 participantes y “que tienen una respuesta muy buena por parte de los usuarios”, afirma la bibliotecaria. Uno de ellos está dirigido a la tercera edad, se realiza en el propio Centro de Mayores y se dedica en exclusiva al relato corto.

La Biblioteca también organiza presentaciones de autores locales, conferencias divulgativas y los Reading Clubs, que se realizan en colaboración con el British Council Villaviciosa. Sorozábal destaca, asimismo, la programación estable de “La hora del cuento”, en la que “toman parte los mejores narradores españoles” y que se realiza los jueves alternos en la Sala infantil. “La biblioteca infantil es un servicio esencial dentro de la biblioteca pública”, señala Teresa, quien afirma que es “muy utilizada y valorada por el público, ya que posee un buen fondo bibliográfico para todas las edades y en ella realizamos numerosas actividades”. En este apartado han de incluirse los cuentacuentos en inglés llevados a cabo los últimos sábados de mes y otros talleres infantiles.

¿Cómo calificaría la relación de Villaviciosa, de sus vecinos, con su biblioteca? ¿La usan mucho, la conocen?

Es muy utilizada y tenemos un alto índice de préstamos. Abarcamos una población muy variada: además de muchos estudiantes, también nos visitan diariamente jubilados que vienen a leer la prensa, familias con niños, jóvenes que vienen a realizar trabajos, profesionales que al finalizar su jornada se pasan por la biblioteca a buscar nuevas lecturas, etc.

La biblioteca cuenta con aproximadamente 43.000 volúmenes, de los cuales 24.000 se localizan en la sección de adultos, 14.000 pertenecen a la sección infantil y juvenil. Hay 3.000 monografías audiovisuales, 1.400 discos, material sonoro y 40 ejemplares de música impresa. Además, la campaña escolar de animación a la lectura atrae anualmente a la biblioteca a cerca de 500 escolares en visitas concertadas.

¿Qué relevancia o papel tiene que tener, a su juicio, la biblioteca dentro de la actividad cultural de un municipio y del municipio mismo?

La biblioteca pública es un servicio necesario dentro de la vida cultural de la localidad, puesto que facilita de manera libre y gratuita el acceso a la información para todos.

La Biblioteca pertenece a la concejalía de Cultura y se ubica en el Coliseo. El equipo está formado por cinco personas: dos auxiliares, dos monitoras y la propia Teresa: “Mis cuatro compañeras desarrollan muy profesionalmente su trabajo y viven la biblioteca con una gran vocación. Creo que tenemos la suerte de formar un gran equipo, en el que todas son imprescindibles y en el que se logra sacar adelante un servicio muy importante para la comunidad, que proporciona un horario muy amplio y una gran variedad de actividades de promoción de la lectura”, afirma la bibliotecaria.

¿Cómo se ha adaptado la biblioteca a los últimos tiempos, donde las nuevas tecnologías lo inundan todo y el papel está coexistiendo (y dejando sitio en algunos casos) al e-book y otro tipo de recursos ¿Es una pelea o son herramientas nuevas de las que hay que saber aprovecharse?

Esta biblioteca está automatizada desde su fundación, cuenta con servicio gratuito de acceso a la WIFI municipal, así como de equipos informáticos para trabajo individual y acceso a Internet. También presta, desde hace años, dispositivos electrónicos para lectura. Respecto al libro electrónico, no solo no existe una pelea entre el soporte papel y el digital, sino que, por el contrario, se está produciendo una coexistencia colaborativa. Por ejemplo, en el catálogo único puedes encontrar, junto con su correspondiente registro bibliográfico en papel, enlaces a títulos en formato digital. Es decir, se ofrece al usuario la posibilidad de sacar el libro físico en papel o descargárselo en préstamo en su dispositivo de lectura, a través de la plataforma e-biblio. Todo ello de manera gratuita.

La Biblioteca está adscrita desde el pasado julio a la Red de Bibliotecas de la Comunidad de Madrid, pasando a ser parte del catálogo colectivo de la Comunidad de Madrid y del sistema de Carnet único. “Gracias a ello, el carnet obtenido en esta biblioteca permite sacar libros de cualquiera de las bibliotecas de la Red, formando parte de una comunidad de en torno a tres millones de usuarios. Próximamente, entrará en funcionamiento el Préstamo Inter Centros (PIC), que permitirá solicitar y recibir en esta biblioteca libros procedentes de cualquier otra biblioteca de la Red”, remarca la bibliotecaria.

¿Nos puede recomendar un libro para este Día de las Bibliotecas 2019?

Mi última lectura más querida ha sido “Memorias de Adriano” de Marguerite Yourcenar, en una magnífica traducción de Julio Cortázar. La más reciente e inquietante “Sukkwan Island” de David Vann, que se ha leído en uno de los Clubes de lectura.

MÁS SOBRE TERESA SOROZÁBAL: Tiene 55 años y lleva casi la mitad de su vida trabajando como bibliotecaria. Licenciada en Filosofía y Letras, comenzó en la Universidad Autónoma, primero en su Servicio de Documentación y posteriormente en la biblioteca de la facultad de Ciencias Biológicas. Aterrizó en Villaviciosa después de haber dirigido durante más de dos años la biblioteca de la Universidad Alfonso X El Sabio.

“Mi labor consiste en coordinar y organizar todos los trabajos y tareas que se desarrollan en la biblioteca y soy responsable de las relaciones con órganos de otras administraciones en su relación con esta biblioteca”, señala Sorozábal, también encargada de “la selección y adquisición del fondo bibliográfico, así como de las líneas estratégicas de trabajo y de las actividades que se desarrollan en la biblioteca”.