[et_pb_section bb_built=»1″][et_pb_row][et_pb_column type=»4_4″][et_pb_text _builder_version=»3.0.89″ background_layout=»light»]

Recibimos a través de Ecologistas en Acción/Ecologistas Villaviciosa la información que publica «El Confidencial»

Un juzgado de Madrid ha citado como investigados al exregidor de Griñón, José Ramón Navarro, y a dos ex técnicos municipales. La Comunidad pagó por 200 metros de tubería que faltan

El Juzgado de Instrucción número 6 de Navalcarnero ha citado como investigado (la nueva figura jurídica de la imputación) a José Ramón Navarro Blanco, exalcalde del PP en el municipio madrileño de Griñón. La Guardia Civil le acusa de un delito continuado contra los recursos naturales y el medio ambiente porque su equipo de gobierno ‘olvidó’ construir un colector que debería haber llevado los residuos que generan algunos ámbitos de la localidad a una estación depuradora de aguas residuales (EDAR). En lugar de eso, las aguas fecales desembocan directamente en el arroyo del Prado.

El exregidor deberá declarar el 5 de febrero. También están imputados dos técnicos del consistorio. El Confidencial adelantó en noviembre de 2016 que los 10.000 vecinos del municipio tenían un grave problema ambiental. El arroyo del Prado (más conocido como el arroyo de las Suertes) llevaba años acumulando aguas fecales, unos 169 metros cúbicos diarios, porque faltan 222 metros de una tubería que debería haber conectado los residuos de la localidad con la estación depuradora. El ayuntamiento pagó por esos metros, pero no se construyeron.

[/et_pb_text][/et_pb_column][/et_pb_row][/et_pb_section]