El concejal del PP, Pedro Cocho, pasa a Concejal no adscrito

0
340

Sus desavenencias con el actual Grupo Popular eran notorias, hasta el punto de votar en contra de sus seis compañeros casi habitualmente.

Ha sido a raíz de la destitución de Pilar Martínez como Portavoz y presidenta del PP cuando Pedro Cocho se distanció visiblemente del partido.

—¿Por qué has tomado esta decisión?

—Se basa esencialmente en la ruptura del compromiso que se hizo con los electores en mayo de 2019. Se alcanzó un compromiso para llevar a cabo un programa electoral respaldado por un conjunto de personas y liderados por una y todo eso, a partir de junio de 2020, se perturbó en primer lugar por parte del Partido Popular nombrando a una presidenta de una Gestora, que lo puede hacer porque está entre sus prerrogativas, pero a partir las decisiones que se tomaron para acosar, injuriar y expulsar a Pilar Martínez, se incumple nuestro programa electoral.

—¿Tienes pensado, como concejal no adscrito, realizar alguna actividad municipal?

A nadie hay que prejuzgarle. La actitud del PP con respecto a la candidatura resultante de las elecciones está clara y no tiene vuelta atrás.

Voté a favor de la Moción de Censura. En ningún momento me opuse. Hay que dar un plazo razonable para comprobar si entre sus proyectos está el respetar el programa electoral que nos llevó a las elecciones.

¿Qué rol me toca ahora? Está claro que conmigo no cuentan absolutamente para nada en el sentido de participar en la Junta de Gobierno y por tanto lo que me toca es garantizar que aquellos compromisos que alcanzamos en estas elecciones para este mandato, puedan cumplirse. No me queda otro hueco. No participo del Equipo de Gobierno, no hay ninguna confianza hacia mí, pero está claro que los electores votaron a los 21 concejales que estábamos en la lista. Ya hemos sido nueve los que hemos pasado por el Pleno y a esos nueve, cada uno en su medida, nos corresponde llevar a cabo ese programa. Para mí es lo más importante. Si no lo puedo hacer de manera activa, sí como herramienta de control.

—Pasar a Concejal no adscrito ¿ha sido una decisión exclusivamente tuya?

—¿Me preguntas por si el partido me ha expulsado? Hay responsables del PP que en medios locales han declarado que hay un expediente contra mí. Hasta ahora no he recibido ninguna notificación por escrito. Sí puedo decirte que hace 10 días que me di de baja del Partido Popular. 

—¿Desde cuando eras afiliado al PP?

—Hui de Bilbao en el año 84 por problemas familiares que teníamos respecto a la violencia y lo primero que hice cuando llegué a Madrid, junto con mi hermana, fue afiliarme. Entonces tenía 17 años.

—¿Qué acciones, en esta nueva situación de Concejal no adscrito, piensas llevar adelante?

—Básicamente las mismas que ahora. He asistido a las Comisiones, he presentado mociones… La única diferencia que antes lo hacía bajo la cobertura de un grupo y ahora, la única capacidad que tengo, es hacerlo a título personal.

Hace ahora un año, más o menos, solicité la convocatoria de un Pleno Extraordinario y entonces formaba parte del Grupo Popular. Los que han trabajado conmigo saben que no renuncio a ninguna prerrogativa; y cuando digo prerrogativa digo de trabajo.

—¿Puedes asistir a las Comisiones?

—Según el ROM (Reglamento Orgánico Municipal) no, pero lo cierto es que el Tribunal Constitucional ha dictado sentencia de inconstitucionalidad de dicha norma a nivel estatal.

—¿Tendrás en los plenos turno de voz?

—Creo que la respuesta exacta a esa pregunta se dilucidará en la primera Junta de Portavoces, que es donde se decide el orden del Pleno. Sí es cierto que no se podrá dar la situación que se produjo hace dos plenos en la que pedí la palabra y el alcalde dijo que mi posición ya la marcaba el portavoz.

—¿Qué opinión te merece el actual Grupo Popular?

—Fueron elegidos, fuimos, por la Asamblea del partido, por lo tanto, pienso que fueron las personas idóneas para lo que el PP necesitaba. 

Como persona, me da pena y me causa enfado como elector, que la persona que lideraba ese proyecto fuera cesada de manera ilegítima. ¿Del resto? Tonto sería yo si las criticara pues fueron elegidas igual que yo.

Ahora, viendo el devenir de los plenos, me ha enfadado mucho, muchísimo, la amenaza que el concejal que lo preside, Martín Galán le hizo al concejal Gumersindo Ruiz (ver la crónica del último pleno: https://acuavilla.es/bronca-trucos-y-amenazas-cronica-resumen-del-ultimo-pleno-municipal/, apartado Ruegos y preguntas); pero que en realidad nos amenazó a todos porque nos corresponde una función de fiscalización. Considero que es un error muy grave.

—Pero tu alejamiento del Grupo viene de más atrás.

—Desde el 25 de julio de 2020. Cuando se decidió desde Génova llevar a cabo un proceso de expulsión forzada de la líder elegida por los ciudadanos.

—Tienes buena relación con Pilar Martínez…

—Sí, y con muchos afiliados al Partido Popular. Pilar me parece una persona perfectamente correcta y apreciable.

—¿Vives en Villaviciosa?

—No sé por qué hay gente que ha ido diciendo que vivo fuera. Vivo en Villaviciosa desde el año 98, en el que mi mujer y yo nos compramos nuestra primera vivienda. Tengo dos hijos naturales de Villaviciosa, pero si aún así hay alguien que piensa que no vengo de la pata del marqués de Chinchón, pues es verdad.

—¿Dónde trabajas?

—Soy empresario. Mi empresa tiene su actividad en Madrid. Nos dedicamos a la fabricación de sistemas informáticos. Aunque soy Ingeniero Aeronáutico probablemente porque cuando nací todo el mundo quería viajar en avión; sin embargo, cuando cumplí 18 años la informática me enamoró. Incluso cuando he trabajado con empresas aeronáuticas he estado vinculado a los sistemas informáticos.

Estamos terminando. Le preguntamos dónde nació y Pedro vuelve a hablar de cómo tuvo su familia que salir de la noche a la mañana por un problema bastante severo que tuvo su padre con la violencia de aquella época y pasó de vivir en Bilbao a vivir en Madrid. Por eso: «Cuando alguien dice que hay que votar una moción en contra de la violencia me da igual lo que haga el resto de partidos, yo siempre votaré en contra de la violencia».