martes, 17 mayo
InicioActualidad localEl Mirador, ¿un parque o un parche?
Noticia presentada por:Remax Premium

El Mirador, ¿un parque o un parche?

Por Ismael Liceras Ortiz

Se cumplen once semanas desde que los vecinos y usuarios del parque público Mirador interpusieron un escrito al Ayuntamiento pidiendo el cese del cierre sistemático que se produce las tardes de los lunes, miércoles y viernes desde septiembre de 2020 en beneficio del equipo de atletismo Cronos.

Durante este tiempo, la Asociación de Vecinos de Villaviciosa de Odón (AVVO) se ha reunido con los concejales de todos los grupos políticos municipales en la oposición. A todos ellos se les propuso un modelo de convivencia basado en dos puntos: primero, apertura inmediata del parque para todo el público y, segundo, trabajar para conseguir que Villaviciosa de Odón tenga sus propias instalaciones deportivas de atletismo aptas tanto para entrenamiento como para competición, evitando además el conflicto entre club deportivo y usuarios del parque.

Días más tarde, los grupos municipales de PSOE, Ciudadanos, IU y Más Madrid, tras reunirse con el club de atletismo, proponen a los vecinos el vallado del perímetro interno y externo de la pista alegando que los niños causan accidentes a los corredores, a pesar de que según fuentes consultadas de la Policía Municipal, nunca hubo informe alguno de tales accidentes.

Asimismo, solicitan la instalación inmediata de tartán en toda la pista. El tartán, marca comercial de la empresa Polytan, es un pavimento de atletismo indicado para el deporte profesional, con los inconvenientes de ser muy caro de instalar y mantener, y muy delicado. Esto prohibiría, entre otras cosas, la entrada de niños en patines o bicicletas que forman gran parte de los usuarios del Mirador, llegado a conocer por muchos como el “parque de las bicis”.

Los vecinos contactaron con empresas instaladoras de tartán explicando el uso del recinto, su calificación de zona verde y la problemática actual de las raíces de los árboles que están levantando el asfalto en varios puntos de la pista. La respuesta de todas ellas fue la necesidad de acometer obra civil de acondicionamiento previo a la instalación del tartán, consistente en excavaciones de al menos un metro para la construcción subterránea de muros de hormigón para contener las raíces, después de cortar las actuales. Esto supondría una condena de muerte al arbolado cercano, y por lo tanto una colisión con la normativa que protege la zona verde.

Por esta misma razón, otros circuitos urbanos situados en zonas verdes de otros municipios descartaron la instalación de tartán. Es el caso del conocido como “Kilometrín” en Gijón.

En Villaviciosa, sin embargo, parecemos empeñados en seguir parcheando una zona verde para que haga las veces de zona deportiva, ignorando su protección legal y los conflictos vecinales que ocasiona, buscando soluciones de conveniencia en lugar de buscar soluciones de convivencia para atajar los problemas definitivamente, y los villaodonenses podamos disfrutar tanto de zonas verdes como de zonas deportivas bien dotadas.

La ronda de contactos de la AVVO finalizó el pasado 24 de enero con Paul Rubio, concejal de Medio Ambiente y Deportes, quien expresó a los vecinos su intención de abrir el parque al público en siete días y buscar soluciones para la convivencia donde no se excluya a nadie. La AVVO además, planteó al concejal su propuesta alternativa de vallado y embellecimiento del parque, consistente en vallado de la zona infantil, vallado del perímetro interno de la pista, sustitución de la plataforma de cemento abandonada por ajardinado y colocación de una fuente ornamental rodeada de bancos en el alto de los chopos. Propuestas encaminadas a dar un valor añadido al parque y a la calidad de vida de sus usuarios.

Finalmente los grupos de PSOE, Ciudadanos, Más Madrid, Izquierda Unida, y los concejales no adscritos Susana Tortajada y Pedro Cocho llevaron a debate el tartán y vallado de la pista al pleno municipal del 31 de enero de 2022, no sin antes aclarar, varias veces, que se trataría de una medida temporal hasta la construcción definitiva de un polideportivo, también presente en la propuesta conjunta.

En el último momento añadieron también la construcción de una mini pista de bicicletas para salvar así la exclusión de estas del solicitado tartán. Todos expusieron su intención de aceptar la propuesta conjunta excepto Vox que, representado por Ernesto Serigós, fue el único que se documentó sobre los procesos de instalación de tartán y por lo tanto decidieron rechazar una propuesta que consideran irrealizable. 

Paul Rubio (PP) evitó pronunciarse sobre la instalación del tartán e hizo especial hincapié en la construcción de nuevas infraestructuras deportivas, las cuales vinculó directamente al respaldo de la oposición a los ansiados nuevos presupuestos, y de paso, recordar al gobierno anterior que ellos cerraron el parque. Mercedes Castañeda (PSOE), del equipo de gobierno anterior, alegó la decisión original de cerrar el parque como consecuencia de la pandemia, y sostuvo que los vecinos lo aceptaron solidariamente. Esto último no del todo acertado, ya que fue precisamente la AVVO quien primero recogió las quejas vecinales en un escrito que registraron en el ayuntamiento en septiembre 2020 para solicitar la convivencia.

Mientras tanto, el parque sigue cerrado tres tardes en semana, primero como medida de reducción de aforo frente al Covid-19, ahora por “no poder garantizar la seguridad de todos los usuarios” según palabras del club, dado el crecimiento de asociados que ha experimentado desde que disfrutan del uso exclusivo del parque.

En cualquier caso, la reducción de aforo se sigue ejecutando, “invitando a abandonar” el recinto a los usuarios ajenos al club antes de los entrenamientos. Aquellos que se niegan a abandonar la zona verde pública son expulsados por la propia policía municipal que, esgrimiendo la ya famosa “autorización especial”, acompañan a la puerta de salida a los más rezagados.

Esta autorización especial, documento legal para justificar el cierre del parque y expulsión de sus usuarios, ha sido solicitada en numerosas ocasiones, por escrito y en reunión presencial con el concejal Paul Rubio. Nadie ha tenido acceso al documento. Los vecinos pedimos, en base a los artículos 112 y 113 de la sección I del capítulo IV de la Ordenanza General de Protección del Medio Ambiente Urbano publicada en el B.O.C.M. número 230 el 26 de septiembre de 1992, que se abra definitivamente el parque Mirador a todos sus usuarios sin restricciones.

Últimos artículos