«Estos son mis principios. Si no le gustan, tengo otros», Groucho Marx.

La metamorfosis de la ética

Hace poco menos de año y medio, el concejal de Ciudadanos, José María López, solicitó al Pleno el reconocimiento de compatibilidad para el ejercicio de la actividad privada con su dedicación exclusiva, ya que, a pesar de tener un negocio empresarial activo, no le iba a ocupar tiempo alguno porque iba a dedicarse en su totalidad a sus tareas en el Ayuntamiento. 

Ayer, el alcalde, Raúl Martín Galán, del Partido Popular, solicitó al Pleno el reconocimiento de su dedicación exclusiva, ya que, a pesar de tener un negocio empresarial activo, no le iba a ocupar tiempo alguno porque iba a dedicarse en su totalidad a sus tareas en el Ayuntamiento.

En el Pleno, el primer concejal en el uso de la palabra, Gumersindo Ruiz, de Más Madrid, comenzó su intervención manifestando: «Creo que no se trata de una compatibilidad de funciones, sino de dedicación. Opino que, si el señor alcalde dedica parte de su tiempo a funciones privadas, debe tener una dedicación parcial. Y añado que, por razones jurídicas, económicas y éticas, no estoy de acuerdo con la propuesta.» Pero estas no eran sus propias palabras, sino que estaba citando literalmente las que pronunció el Sr. Lucero, del Partido Popular, entonces concejal de la oposición, para justificar el voto en contra a que le fuera concedido el reconocimiento solicitado por el Sr. López. 

Ahora, el Sr. Lucero tuvo que tragarse sus principios de entonces y sacar los «otros», los de ahora, para intentar justificar de manera más que confusa (por no decir cínica) lo que no era menester, porque ningún concejal iba a votar en contra (excepto uno ¡¡de su propio grupo!!); es más, la inmensa mayoría de la oposición votó a favor, en coherencia con lo que votaron hace año y medio. El alcalde se mantuvo callado, como avergonzado, mientras esperaba que acabara el chaparrón de las intervenciones de todos los grupos («dame pan y dime tonto»). Al Partido Popular le dieron una lección de principios, de coherencia y de ética. Ojalá haya tomado nota.

Las Entidades urbanísticas y su espíritu colaborador 

La legislación vigente obliga a que las urbanizaciones con separación de los núcleos urbanos elaboren un Plan antiincendios, pero las Entidades Urbanísticas colaboradoras de Conservación El Bosque y Polígono Pinares Llanos pretenden que sea el Ayuntamiento quien soporte el importe. Sorprende que alguna de estas entidades que ya ha sido condenada en el juzgado como responsable de incendio en alguna ocasión, se muestre tan reticente a asumir lo que le ordena la ley, alegando en contra de lo que aprobó el ayuntamiento.

Tras la farragosa exposición que el Sr. Lucero hizo del tema y la supuesta aclaración que la Sra. Castañeda llevó a cabo, aludiendo al pacto que habían alcanzado con el Grupo Popular cuando ella era miembro del equipo de Gobierno, no se sabía si el actual equipo de Gobierno le iba a «perdonar» los 6.000€ a las entidades (el Sr. Lucero habló incluso de que en los nuevos presupuestos habría una partida para esto) o si serían las entidades las que tendrían que hacerse cargo. 

Ernesto Serigós (VOX) arrojó alguna luz, invocando un informe de la propia Interventora. Como finalmente se votó a favor de desestimar las alegaciones de ambas Entidades, cabe deducir que los Planes los elaborarán las Entidades y a su cargo. Veremos.

En todo caso, es inevitable preguntarse qué sentido tiene el mantenimiento de algunas Entidades Urbanísticas, con las duplicidades, la indefinición y confusión de funciones, que tantas veces hace que, cuando se plantea un problema, atribuyan siempre la responsabilidad al Ayuntamiento. ¿Algún día se tratará el tema de su liquidación?

El porta¿voz?

Sorprendió que el recién nombrado portavoz del Grupo Popular y del gobierno, Paul Rubio Falvey, no abriera la boca en todo el Pleno. Es sabido que su partido barajó su candidatura para el puesto de alcalde, pero finalmente se decantó a favor de Raúl Martín Galán y le nombró portavoz como premio de consolación. 

Es comprensible que la frustración le impidiera sentirse alegre y eufórico en el primer Pleno en el que su grupo detentaba el gobierno municipal, pero pareció excesivo que no le dejaran intervenir en ninguno de los puntos del orden del día. Además, tuvo la mala suerte de que cada vez que intervenía el Sr. Pérez Viu (por cierto, siempre amable y cordial en sus comentarios y reivindicaciones de su buen nombre), el tiro de cámara le hacía aparecer en la pantalla con esa cara seria y un rictus que no era precisamente de alegría. Ánimo, que el tiempo lo cura todo. 

Así, no intervino ni en los restantes asuntos:

-Designación de representante del Ayuntamiento en la Mancomunidad de residuos del Sur a favor directamente del alcalde, por si tenía pocas materias, teniendo solo 5 concejales ejecutivos.

-Solicitud de la declaración de «zona catastrófica», que ya había aprobado hace tiempo el Consejo de ministros. Sirvió, al menos para instar al Ayuntamiento que cree un cauce de canalización de reclamaciones por daños sufridos por los vecinos. Y siempre es bienvenido que se cite a ese eternamente olvidado Camino de la Zarzuela, que, como Teruel, también existe.

-Aprobación definitiva del Estudio de Detalle de la Manzana 27 del Monte de la Villa. Se aprobó sin problema y pareció que el más interesado en que saliera adelante era el concejal Joaquín Navarro.

En este punto, la concejal María Vela, IU, aprovechó para interesarse por el tema de la vivienda y el funcionamiento de la Comisión creada a tal fin. El Sr. Lucero le contestó, sin más, que «el equipo de Gobierno tiene un proyecto específico», creando algún desconcierto, porque así nos quedamos sin saber si está en la línea de lo que la citada Comisión había avanzado, y si tiene ya pactada una mayoría para ese Plan, ni quién o quiénes serán los beneficiarios.

Ruegos y Preguntas

Gumersindo Ruiz (Más Madrid) instó al alcalde a tomar unas medidas que ya están en marcha en otros Ayuntamientos para paliar los gravísimos efectos de la pandemia y ayudar a los vecinos al acceso a los servicios médicos del Centro de Salud. Además, se hizo eco de las inquietudes de las AMPA para mejorar la calidad del aire de las aulas y solicitó la instalación de sistemas de extracción forzada para una adecuada ventilación de los colegios y del instituto. Y propuso que se considerara la posibilidad de resolver el problema de la caldera del colegio Laura García Noblejas, con una caldera de biomasa, aprovechando los restos de madera de los que dispone nuestro pueblo.

María Vela (IU) preguntó por los Presupuestos, que habían sido argumentados como “casus belli” de la moción de censura. El portavoz no habló nada, pero tampoco se prodigó mucho el alcalde; y, aunque no sea este el caso, es inevitable recordar en situaciones así aquel aforismo: “Es mejor estar callado y parecer tonto, que abrir la boca y disipar las dudas”. Así que tuvo que ser el Sr. Lucero, el hombre orquesta, quien le contestara diciendo que, tomando como base, en gran parte, los presupuestos del gobierno anterior, en una semana estarán listos y que ofrecerá a todos los grupos su participación.

Si la Sra. Castañeda tuvo que esperar al Pleno para pedir que le reparen la puerta de su despacho, no parece que el traspaso de poderes haya sido muy fluido. Confiemos en que hayan estado coordinados en los temas importantes.

La mejor aportación de la Sra. Castañeda fue su propuesta de que se llevara a cabo algo que impidió la nieve: la colocación de una placa en El Forestal como reconocimiento al interés y la sensibilidad de Esperanza Pérez para la consecución de unos olmos resistentes a la grafiosis, que ha permitido recrear una olmeda que ya es un orgullo. 

Esperanza es una persona tan querida por todos los que integramos ACUA que, aunque la pasión nos ciega, no nos impide proclamar que son tantos los valores de su persona, que la hacen acreedora de dicho reconocimiento.

Vox se rearma

El Grupo Municipal de Vox, tras lamerse sus heridas, parece recuperado del shock que le produjo el desaire del PP al no permitirles formar parte del equipo de Gobierno, y vuelve a su ser, poniendo en marcha, de nuevo, su “gabinete en la sombra”. Porque, aunque su portavoz, en una reciente entrevista en nuestras páginas se proclamara líder de la oposición, nunca podrá evitar ser co-responsable de la acción de este gobierno, que lo es exclusivamente porque ellos le prestaron incondicionalmente sus votos.

Consecuentemente, Ernesto Serigós manifestó su preocupación por los posibles retrasos de los pliegos de los grandes contratos pendientes. Pero el omnipresente Sr. Lucero le tranquilizó, porque ya están en ello.

Y, por eso, María Ruiz, la “seño” de este cole, que está dispuesta a llevarlos más derechos que una vela, les puso inmediatamente un examen: “Fiscalización de los trabajos realizados durante el temporal Filomena”. Pero no un informe, tipo Cifuentes para salir del paso, sino de tal exhaustividad que lo único de lo que no tendrán que informar es de cómo tramitó el Alcalde la petición al Todopoderoso para que enviara una lluvia de dos días y dos noches, que quitó la nieve de todas las calzadas y aceras.

Para ver si realmente son oposición o no, solo habrá que estar atentos a si son capaces de suspender a los malos alumnos cuando lo merezcan. O si van a dar aprobado general.

2 COMENTARIOS

  1. Creo que el que ha redactado esto no sabe lo que significa la palabra detentar.

Comments are closed.