[et_pb_section fb_built=»1″ _builder_version=»3.25.3″][et_pb_row _builder_version=»3.25.3″][et_pb_column type=»4_4″ _builder_version=»3.25.3″][et_pb_text _builder_version=»3.25.3″]

A/A Mariano Pérez Bravo

Coordinador de la Asamblea de IU en Villaviciosa de Odón

 

En relación al escrito entregado el 26 de junio de 2.019 en el Ayuntamiento, R/E 8891, en la que me solicita a mí (entre otros) información sobre un “pacto político de investidura” y otro “posterior pacto de gobierno”, paso a dar satisfacción a su requerimiento, transcribiéndole a continuación los textos de ambos pactos en los que usted indica que ha intervenido Más Madrid Villaviciosa, y en ellos encontrará con toda claridad “el alcance, contenido y objetivos del pacto”.

PACTO POLÍTICO DE INVESTIDURA

 

 

 

 

 

 

 

 

 

PACTO DE GOBIERNO

 

 

 

 

 

 

 

 

Como observará, mi formación no ha llevado a cabo pacto alguno, ni de investidura ni de gobierno. En todo caso, para que le quede absolutamente clara nuestra posición, le traslado parte del contenido del comunicado que MÁS MADRID VILLAVICIOSA ha hecho público:

 “La legislación para la elección de alcalde es tan especial que, en el caso de no disponer tu candidatura de mayoría absoluta, votarte a ti mismo supone facilitar que la alcaldía recaiga en la lista más votada; en este caso, el PP. Al disponer las derechas de 16 de un total de 21 concejales, se hacía prácticamente imposible proponer una candidatura de izquierdas. Consecuentemente, y dado el enfrentamiento entre PP y Vox, había que intentar, como mal menor, que algún grupo de izquierdas, concretamente el PSOE, pudiera estar en el equipo de gobierno, aunque no consiguiera la alcaldía. Porque lo importante era desalojar al PP (el partido más corrupto de la democracia) y que un equipo nuevo pueda abrir los cajones, levantar las alfombras y hacer gestión municipal. Que el alcalde sea de C´s es un mal menor, pero la incorporación del PSOE al equipo de gobierno puede permitir llevar a cabo las necesarias tareas de «saneamiento». Por eso y porque hace cuatro años lo hicieron ellos con nosotros, le dijimos al PSOE que contaba con nuestro voto, sin condición alguna y sin ninguna contraprestación; incluso con nuestro compromiso de colaborar con el grupo socialista en todo lo que necesiten, aprovechando la experiencia y conocimientos que hemos adquirido en estos últimos 4 años, como grupo municipal «Se Puede». La izquierda debe ser capaz de apoyarse y trabajar conjuntamente en las tareas de regeneración.

El resultado ha sido que dos (PP y Vox) de las tres derechas están fuera del gobierno y una fuerza progresista (PSOE) está dentro. Y nosotros, a trabajar: colaborando o denunciando, como hasta ahora. Entramos en política para implicamos activamente en la gestión de los asuntos del pueblo y en la solución de los problemas (vivienda, medioambiente, desigualdad, accesibilidad… etc), sin estrategias interesadas. Nos remangamos para trabajar. Habría sido mucho más fácil quedarnos quietos al margen, amparados en una supuesta ortodoxia ideológica de pureza de sangre y dedicarnos a teorizar sobre las bondades de los principios esenciales. Mantenernos en nuestra zona de confort, ejerciendo la crítica teórica hacia los demás, y paralizados como guardianes de las esencias de la izquierda («antes paralizados que contaminados»), no nos habría ocasionado críticas, ni reproches. Pero no podríamos sentirnos satisfechos sin haber hecho todo lo que pudiéramos para conseguir mejores condiciones de vida para nuestros vecinos. Para construir una casa, es inevitable mancharte las manos de barro, yeso y cemento; en cambio, el que no se pone a construir nada, no se mancha nunca.

Alguno nos ha recriminado haber pactado con Vox y, lo que es más grave, haber blanqueado a la extrema derecha (¡!) ¿Qué pacto? Coincidir con un grupo en una votación no es pactar, ni “blanquear”. Un pacto es una cosa distinta, para la que hace falta hablar, discutir, negociar… Pero cuando ni se habla, ni se discute, ni se negocia, no parece que pueda haber pacto alguno. Un ejemplo puede resultar esclarecedor: nadie creería que porque IU (o cualquier otro grupo municipal) haya votado ¡más de trescientas veces! de manera coincidente con Vox en estos últimos cuatro años, sea el resultado de ningún pacto. Seguramente ha habido, en cada caso, un objetivo común, que es muy distinto. Si algo era bueno para el pueblo, ¿por qué no iban a votar a favor, aunque coincidieran con Vox? O, aunque la hubiera propuesto Vox. O cuando IU había hecho propuestas positivas, ¿quedaban contaminadas porque Vox las votara a favor? ¿Ha blanqueado IU a Vox votando con ellos estos cuatro años? Por supuesto que no. Un pacto es un pacto y una coincidencia es una coincidencia. En este caso, claro que hay un objetivo común, en parte: parece que Vox tiene mucho interés en que Pilar Martínez no sea alcaldesa. Y nosotros tenemos muchísimo interés en que el PP no gobierne. Por lo pronto, lo conseguido es que dos de las tres derechas no están gobernando en un pueblo tan conservador como éste. Si queremos regenerar nuestro Ayuntamiento, había que cambiar el gobierno y confiar y apoyar y ayudar a que el único partido progresista que va a estar gobernando, el PSOE, lo haga. Y hay que darse prisa, porque, en cualquier momento, Pilar Martínez lo deja, o la quitan, y el PP pacta con Vox.

Por supuesto que Más Madrid Villaviciosa no ha pactado (ni hablado, ni discutido, ni negociado) nada con Vox. Sí ha pactado con el PSOE; bueno, ni eso siquiera, porque lo que se ha hecho es darle incondicionalmente y sin pedir nada a cambio (sí, es verdad que suena raro) nuestro voto al PSOE, como él hizo con nosotros hace cuatro años. Y para que no se sienta solo en la tarea que tiene que llevar a cabo, creemos que es bueno que alguien de la izquierda le respalde.

Evidentemente cada uno puede tener su opinión, perfectamente respetable, y no coincidir con la nuestra. Solo pretendemos explicar las razones que nos han llevado a decidir trabajar (es lo único que sabemos hacer) y apoyar al PSOE, que está integrado en un equipo de gobierno del que no forma parte ni el PP ni Vox. No queremos quedarnos sentados dándole vueltas al asunto para no caer en el viejo anatema: «A LA PARÁLISIS POR EL ANÁLISIS».

 Comprenderá mi sorpresa por verme citado en su solicitud; pero más aún porque sabe que, hasta ahora, he estado siempre a su disposición y hemos mantenido un nivel de comunicación cordial, al menos por nuestra parte; y esto habría debido bastarle para aclarar este asunto, si usted hubiera querido.

Y por último, le ruego que me indique cuál va a ser nuestra forma de comunicación a partir de ahora.

 

Fdo: Gumersindo Ruiz Rosales

MÁS MADRID VILLAVICIOSA

 

Villaviciosa de Odón, a 28 de junio de 2.019

[/et_pb_text][/et_pb_column][/et_pb_row][/et_pb_section]