Se han incrementado los medios humanos y materiales para agilizar las labores de limpieza en las vías públicas de la gran cantidad de árboles caídos debido a la tormenta Filomena. Estos trabajos comprenden también la poda y retirada de las ramas que suponen un riesgo. 

En estos momentos se cuenta con dos camiones dotados de pulpo por la mañana y tres que realizan el servicio en horario de tarde. Asimismo, se dispone de dos plataformas elevadoras para la poda en altura. 

Se está procediendo a la contratación de un servicio adicional, un cambión con sistema de pulpo para el apoyo en la retirada.