lunes, 20 septiembre
InicioActualidad localCrónica resumen del último Pleno municipal
Noticia presentada por:Remax Premium

Crónica resumen del último Pleno municipal

CITO

Crónica pleno abril Villaviciosa

El esqueleto del CITO que, por el tiempo transcurrido, casi pasa a formar parte del patrimonio arqueológico, va a ser demolido. Sobre esto no cabe discusión posible. Pero algún día habrá que decir los millones de diferencias entre lo previsto y lo contratado; los millones que nos vamos a ahorrar por la intervención de un concejal al que le pareció un disparate. Lo que sí sabemos es quién fue el otro concejal que hace tres años urgió al equipo de gobierno de Jover a que ejerciera las acciones legales pertinentes para recuperar  el terreno (solo uno, porque para el otro ya había prescrito la acción) ya que el plazo finalizaba 20 días después. Es al concejal Jorge Papadopoulos a quien se debe el reconocimiento. El alcalde Jover en su mandato era más partidario del «Dolce far niente» y así pasaba lo que pasaba; o sea, solo pasaba el tiempo. Pero, por lo menos, no vendía la moto. El de ahora, en cambio, vende hasta lo que no hace. Menos mal que tenemos la suerte de que siempre hay algún concejal de la oposición que se preocupa y le dice al equipo de gobierno lo que hay que hacer para no tirar el dinero, ni el patrimonio.

Contrato de recogida de residuos

Crónica pleno abril Villaviciosa

El Ayuntamiento, a raíz de las consecuencias de la tormenta Filomena y para llevar a cabo la recogida de tantas ramas rotas y caídas, llevó a cabo un contrato de emergencia, por importe de 300.000€, en el que ¡¡no se especificaba el plazo de ejecución!! Y, claro, esta se ha efectuado con tanta parsimonia que en nuestro pueblo se ha creado, a pesar de su aparente contradicción, el neologismo  «emergencia lenta». Se contrata  por emergencia 50 días después de la tormenta y se empieza, como la canción, «despacito» hasta el punto de que tres meses después de la Filomena no se sabe si el número de ratas aparecidas es superior a la cantidad de toneladas de ramas  sueltas o apiladas. Y estas se  acumulan en el Vaíllo, suponiendo tan inmensa superficie y montaña, que todo el mundo que lo veía, sin ser experto, veía venir (y algunos lo avisaron) un incendio. Y, lo que es probable, muchas veces sucede. Las llamas fueron de tal magnitud que cundió el pánico, aunque gracias a la rápida y eficaz actuación de los bomberos, no hubo que lamentar desgracias personales, más allá del susto, especialmente de los vecinos de las viviendas próximas.

Y, a partir de ese momento, y con el susto en el cuerpo, ya empezaron a correr y en cuatro días, todo resuelto. Se pasó al concepto de «emergencia urgente». Es lógico que uno se pregunte ¿y por qué no antes? Parece que algunos sólo se acuerdan de Santa Bárbara cuando truena, nunca mejor dicho.

Planta de compostaje

El concejal Gumersindo Ruiz, que representa en la Corporación a Más Madrid y al partido ecologista Equo, parece haber emprendido una maratón de medidas ecologistas en todos los Plenos, que consigue que sean aprobadas: placas fotovoltaicas, planta de biomasa, y en este Pleno la de la creación de una planta de compostaje. Parece coherente que en una Villaviciosa Ecológica se vean aprobadas todas estas medidas que favorecerán el medio ambiente. Esta Corporación, desde hace un tiempo, está dando pruebas de sensibilidad ecologista, aprobando todas por unanimidad.

Apoyo al sistema de depósito, devolución y retorno de envases para su traslado al Ministerio de Transición Ecológica

Una primera aproximación a esta proposición, que continuaba la senda ecológica del orden del día, es la duda que suscita sobre si no será más efectivo que, perteneciendo la proponente, María Vela, a Izquierda Unida,  partido que forma parte del Gobierno Central, darle ella traslado directamente al Ministerio de dicho Gobierno que, según ella misma reconoció, es el competente en esta materia.

La segunda trasciende a la propia propuesta. No puede ser que tras una exhaustiva exposición de casi diez minutos, en la que incluso puso algún ejemplo que calificó de alegoría para facilitar la comprensión del tema, los demás concejales no fueran capaces de aprehender el contenido de su larga exposición. Es cierto que la proponente, que tiene el grado de Doctora, está más acostumbrada a ámbitos universitarios donde ejerce su docencia y donde, seguramente, el nivel dialéctico y académico sea superior. Pero no puede pedirse a nadie que empobrezca su exposición sólo porque los demás no estén al mismo nivel intelectual, ni dialéctico. Siempre hay que igualar por arriba, no por abajo. Más bien debe solicitarse un esfuerzo a los concejales para dignificar a la propia institución municipal. Es lógico y comprensible que la proponente mostrara su enojo a quienes no fueron capaces de comprender su disertación. Quizá debiera pensarse en la organización de un curso acelerado que mejorara sensiblemente el nivel de los ediles de nuestro Ayuntamiento. La propia Sra. Vela podría ser quien lo impartiera.

Finalmente, fue aprobada con sólo 5 votos a favor. ¡Vaya usted a saber por qué 14 concejales no quisieron apoyarla!

Soterramiento de las líneas eléctricas aéreas de alta tensión

Para culminar la jornada ecológica, la Sra. Castañeda hizo una exposición más sucinta de su propuesta y recogió apoyos de todos, aunque el Sr. Rubio dejó claro que, en período electoral, el PP no estaba dispuesto a dejar el campo expedito al PSOE para nada.

Propuesta de los grupos Más Madrid, PSOE, Ciudadanos y Vox, relativa a los campos de fútbol municipales y actividades deportivas

En este punto es preciso analizar dos aspectos totalmente distintos: el primero, lo que dice la propuesta. Lo segundo, la trastienda.

El funcionamiento del deporte, desde hace muchos años, no viene siendo el adecuado. La incorporación de un nuevo equipo de 2ª B, el DUX Internacional de Madrid, ha puesto en evidencia determinados abusos preexistentes, supuestos derechos adquiridos y obstáculos que impiden un  desarrollo adecuado y pacífico de las instalaciones municipales. El buen trabajo que la anterior concejala de deportes Milagros Martínez estaba llevando a cabo parece haber sufrido un enorme retroceso con el nuevo equipo de gobierno, lo que motivó que todos los grupos de la oposición trataran el asunto y decidieran presentar una proposición conjunta que diera soluciones a los problemas planteados. Y eso es, precisamente, lo que se ha aprobado: fútbol y solo fútbol; deporte y solo deporte. Aunque, como el equipo de gobierno votó en contra, seguramente hará caso omiso a lo aprobado en el Pleno y continuará con la situación actual, que cada día es más conflictiva.

Pero la trastienda es política o, mejor, de politiquería. En un momento electoral como este, alguien seguramente pensó que lo más rentable era aparecer como la única organización política de izquierdas que no figuraba en una propuesta conjunta en la que también estaba Vox. Es el mensaje recurrente de siempre, el de la pureza de sangre roja, el poseedor de las esencias de la izquierda. Y para eso, IU, en lugar de proponer modificaciones a la moción en la que venía participando y que ya estaba acordada, urdió la urgente elaboración de una propuesta distinta. Y esta, para surtir los pretendidos efectos, debía ser de sustitución, para quedarse sola, como único grupo de izquierdas. 

Era evidente que ni Más Madrid, ni PSOE podían ser desleales con sus compañeros de Propuesta y con el trabajo conjunto realizado. Por eso, cuando con toda su buena fe el grupo PSOE y Más Madrid le proponen que sea una enmienda de adición, incorporando así todo su contenido a la enmienda conjunta, IU lo rechaza categóricamente. Porque lo importante no parecía que fuera el contenido de las Propuestas, sino quedarse fuera, como único grupo alejado de Vox. Aunque, paradójicamente, se les unió El PP.

Todo esto se verbalizó en las siguientes intervenciones, que poco o nada tenían que ver con el contenido del asunto tratado, el fútbol y el deporte:

Gumersindo Ruiz: «Que quede claro que me repugnan los mensajes de odio que trasladan a la sociedad los líderes regionales y nacionales de Vox. Y la escalada de violencia que alimenta este partido. Pero toda propuesta que afecte a la ciudadanía, que mejore su día a día, contará con nuestro apoyo, venga de quien venga». Y explica los hechos: Que toda la oposición, excepto Navarro, se reunió con el equipo de fútbol Dux Internacional de Madrid, que les denuncia unas situaciones que todos los presentes consideran inaceptables. Este concejal propone preparar una propuesta conjunta y todos están de acuerdo. Desconoce el momento en el que IU decide que no va a participar. Y cita un ejemplo: «Hace unas semanas en el Congreso de los Diputados se celebró una votación para aprobar el mecanismo que permite conseguir transferir los 140.000 millones de euros de fondos europeos; y salió adelante gracias a los votos de Vox, pero ningún miembro del gobierno estatal, del gobierno de coalición PSOE y Unidas Podemos se rasgó las vestiduras por los votos de Vox, ni los despreció». Y formula su conclusión: «Pues me niego a tomar decisiones por hechos consumados, sin previo aviso y sin tiempo para hacer aportaciones y por lealtad con los grupos municipales con los que hemos trabajado y porque lo único importante es el interés de los vecinos». 

Mercedes Castañeda suscribe todas las palabras de Gumersindo y dice: «Que le ha llegado la enmienda dos horas antes del Pleno, sin tiempo ni de estudiarla. Que en la reunión conjunta, María Vela en ningún momento dijo que no estuviera de acuerdo con la moción. Estamos en las antípodas de Vox ideológicamente, pero aquí yo lo que veo es un partido que puede proponer cosas interesantes para los vecinos. Cómo vamos a decir que no a algo que hemos hecho también nosotros con los demás, eso sería desleal.

crónica pleno abril

Milagros Martínez, de Ciudadanos, anterior concejala de deportes, manifiesta «que había visto los problemas que existían y que en gran parte resuelven con esta propuesta». Se siente frustrada porque el trabajo que ella había realizado ha ido hacia atrás y que ella también está de acuerdo con las palabras de Gumersindo y le ofrece a María Vela: «Lo que propones se podría añadir a nuestra propuesta, que trata tanto de la organización operativa como de la regulación de las subvenciones».

María Ruiz, de Vox, le plantea con dureza a María Vela: «Usted tiene un problema de sectarismo y de odio hacia nuestro grupo municipal. Nosotros la convocamos a una reunión y acudió con los demás concejales y estuvo de acuerdo en todo, incluso acordamos presentar por Registro un documento que yo le envié esa misma noche y estábamos de acuerdo en la moción conjunta. Y en ese momento, me comunica que, tras reunirse su Asamblea, (que debió ser express porque no pasó ni una hora), me tiene que decir que no iba a firmar ese documento conjunto y tampoco una moción conjunta». La enmienda de la Sra.Vela la registró esta mañana, se la dio al PP antes que a nadie, cosa curiosa, con ellos no tienen problemas y me la acaba de “soltar” ahora mismo al empezar el Pleno y de mala manera («aquí tienes esto»), sin más explicaciones. Y concluye: «Esta era una moción conjunta de todos, sin ideología ninguna, pero ustedes lo emponzoñan y lo ensucian todo por su odio. Ha quedado bien claro quiénes son los demócratas y quiénes no lo son».

María Vela manifiesta que está por la convivencia y que ella no dijo en la reunión que estuviera de acuerdo. Se niega a convertir su enmienda de sustitución por una de adición.  

Y para que el cuento tenga un final feliz, Carlos Delgado, actual concejal de deportes y que parece vivir en los mundos de Yuppi, dice que no hay ningún problema en el funcionamiento del deporte en Villaviciosa. Ya les ha dicho él a todos los deportistas que hay que portarse bien. ¡Cómo contrasta la impresión de la anterior concejal de deportes con el actual!

Comparecencia del responsable de Economía, Hacienda, Contratación y Urbanismo a petición del grupo municipal Vox

Vox acudió fiel a su cita poniéndole su examen habitual a un miembro del equipo de Gobierno. Más pareció un examen final o, cuatrimestral al menos, por la importancia y cantidad de las cuestiones planteadas. El alcalde avisó a su concejal de que su tiempo era de 10 minutos y este siguió su recomendación al pie de la letra y solo estuvo media hora. Utilizó dos técnicas: la primera es la llamada «¿A dónde vas? Manzanas traigo», que quiere decir «Tú pregúntame lo que quieras, que yo contestaré lo que me dé la gana». Y la segunda es la utilizada ya en las asambleas de Facultad para sabotearlas y que está especialmente recomendada en situaciones en las que ya llevas mucho tiempo de duración y con poco disponible. Consiste en hablar sin parar con un tono monocorde y aportando mucha información, aunque no sea la que te solicitan y la más intrascendente posible. 

Y es justo reconocer que el concejal Lucero triunfó (incluso María Vela le confesó su admiración por su capacidad de síntesis ¡¡tras media hora!!) por agotamiento de los presentes, que veían que se les venía encima el toque de queda. Lo más relevante de todo fue que, aunque la Moción de Censura se apoyó fundamentalmente en que el anterior equipo de gobierno no había sacado adelante los Presupuestos, no está nada claro que este equipo vaya a ser capaz de sacarlos algún día.

Pero las réplicas todavía nos deparaban alguna sorpresa, cuando el concejal Ángel González, del PSOE, de manera estruendosa y desabrida creyó conveniente acometer la defensa de su gestión como miembro del equipo de gobierno anterior calificando la del actual con expresión de «poca vergüenza», «el partido popular, miente más que habla», «ustedes sólo han hecho contratos a dedo en los 40 años que gobierna el Partido Popular a gente que llevaba el carnet del PP en la boca», «pónganse a trabajar»… Y otras lindezas similares. El Sr. Rubio (el “fontanero” del PP) con tono y golpes airados, se opuso y le exigió que retirara lo que acababa de decir. El Sr. González solicitó un turno de dúplica que le fue negado por el alcalde, por lo que el alboroto de él y del alcalde fue a más. Y aunque es cierto que el concejal González estaba un tanto «encabritado», no pareció adecuado el lenguaje taurino empleado por el alcalde que, en lugar de «Llamarle al Orden por primera vez», le espetó: ««Le doy el primer aviso». Y como estaba lanzado, le dijo: «Como siga usted así, le echamos del Pleno» .Y ya totalmente descontrolado le soltó lo que para él debe ser un insulto: ¡¡Social Comunista!! 

A un concejal, por supuesto que se le debe pedir que sepa comportarse, pero a un alcalde, que representa a todo el pueblo, se le debe exigir que no se dirija, desbocado, con leguaje macarra. Un poco de templanza no les vendría mal a ambos.

Serigós le dijo al teniente de alcalde que no protestara porque se le pidan cuentas de su gestión. Le recordó a Lucero que el grupo popular lo hizo de manera inmisericorde con el anterior equipo de gobierno desde el primer mes. Y le formuló una cantidad tal de hechos objeto de críticas, que su relación (presupuestos, policía, personal, …) sería interminable. Y como no le había contestado a sus preguntas, le pidió que se las contestara por escrito.

El Sr. Lucero, que debía estar caliente por las críticas recibidas, reabrió la bronca con su dúplica llamando mentiroso al concejal González, mandándole callar repetidas veces y pasando a imputarle a su partido contrataciones de gente de su organización, lo que hizo saltar a Mercedes Castañeda. Otra bronca.

Declaración Institucional contra la violencia

Gumersindo Ruiz, de Más Madrid, ante las amenazas de muerte mediante escritos conteniendo balas de fusil que se habían producido contra personalidades políticas, presentó una propuesta de Declaración Institucional para dejar así claro el carácter democrático y de respeto de todos los concejales de este ayuntamiento. (El texto de dicha Declaración fue publicado por ACUA https://acuavilla.es/propuesta-de-declaracion-institucional-ante-los-graves-hechos-que-afean-la-campana-electoral-en-madrid/).

Vox se opone rotundamente porque no han condenado las agresiones que ellos han sufrido, y pide que la retiren.

El PP aceptaría aprobarla si se hace constar expresamente la condena contra las agresiones a la Guardia Civil y contra los partidos políticos y, además, que se eliminen de las listas electorales a personas condenadas por agresión.

Gumersindo Ruiz, como es una Declaración integradora, aunque ya están comprendidos todos los supuestos de violencia, acepta incluir lo que proponen, y no tiene ningún inconveniente en incluir los que han señalado PP y Vox. El PP lo acepta, pero Vox sigue pidiendo la retirada.

Se somete a votación y sale adelante con los votos favorables de todos los concejales, excepto los de Vox, que se manifiestan en contra. En algún momento, alguien se dará cuenta de que el Grupo Popular ha metido un gol, ya que la concejal de IU, sin saberlo, ha votado a favor de que Isa Serra, en las listas  de Unidas Podemos en las presentes elecciones municipales y condenada por violencia, no pueda estar en dichas listas.

Ruegos y preguntas

Aunque se decidió que, dada las altas horas de la noche, los ruegos y las preguntas se formularan por escrito, la concejala María Vela intervino para informar de su preocupación al haber recibido un burofax en el que se le atribuyen unas manifestaciones, supuestamente vertidas en un Pleno municipal y, como se lo piden, quiere decir expresamente que ella no ha hecho esas manifestaciones y quiere aclararlo para que nadie la lleve a los juzgados.

Ante esta intervención, Gumersindo Ruiz, a pesar de que había aceptado la propuesta del alcalde de posponer el Ruego, pide la palabra al haber recibido él también otro escrito del abogado de la empresa Denfor, que trae razón del contrato que el ayuntamiento celebró en su día y que fue objeto de interpelación en otro Pleno.

cronica pleno Villaviciosa

El Sr. Ruiz declara que el abogado de la empresa propiedad del Presidente de la Entidad Urbanística El Bosque le insta a retractarse de lo que ha venido informando al Pleno, pero que no lo va a hacer porque es su obligación como representante de los ciudadanos de Villaviciosa controlar al gobierno y vigilar que su conducta se acomode a los cauces éticos y democráticos y «Si lo que quieren es callarme, ya les digo yo que no lo van a conseguir. Aunque usted no tiene nada que ver, le pido el favor de que le diga a su amigo que querer limitar la libertad de expresión de un ciudadano es deleznable, pero querer amordazar a un representante de los ciudadanos en el ejercicio de las funciones que tiene encomendadas, mediante la coacción y la amenaza de acciones judiciales, es vomitivo, aunque en este caso sea ineficaz». Y pasó a referirse al lío de las cuatro facturas que dicha empresa presentó al ayuntamiento (las dos primeras rechazadas porque algunos trabajos facturados no habían sido realizados) y al hecho de que el funcionario al que designaron coordinador de ese contrato hiciera constar su disconformidad.

El alcalde, que no había dicho una palabra desde febrero, cuando se sacó a colación el asunto de este contrato (sobre el que ACUA ha venido investigando y publicando), se dignó hablar: «Ese señor no es mi amigo». (Esta manifestación no deja claro si no lo ha sido nunca, o si lo era entonces y ahora no lo es ya, en ese momento). «Cada uno es responsable de sus manifestaciones y si usted intentara acusarme de que va a volver a decir que ese señor es amigo mío y que por eso se le dio el contrato, le llegará incluso algún burofax más». 

La valoración de la consideración de amenaza o advertencia del alcalde hacia un concejal de su corporación corresponde solo a Gumersindo Ruiz. Pero más allá de esto, la redacción de ACUA, en coherencia con la tarea de investigación que ha venido llevando a cabo y publicando sobre este asunto, ha efectuado el trabajo de comprobación de las manifestaciones del Sr. Ruiz en los tres últimos Plenos y de los textos de ACUA en sus publicaciones. Y podemos asegurar que ni dicho concejal, ni esta publicación, en ningún momento han manifestado lo que indica el alcalde. Se ha dicho que es su amigo y se  ha dicho que celebró un contrato con el Ayuntamiento, pero nunca que lo segundo fuera consecuencia de lo primero, como señala el alcalde: que «ese señor es amigo mío y que por eso se le dio el contrato». No se establece relación de causalidad entre la amistad y la contratación. Por tanto, el alcalde no debería manifestar: «si usted intentara volver a decir». No se puede volver a decir lo que no se ha dicho antes.

Pero para no concluir con un sabor amargo, no sería justo dejar de señalar la inmediata respuesta de todos los concejales que acudieron a transmitir su apoyo y solidaridad al concejal Ruiz y a interesarse por lo sucedido.

Últimos artículos