viernes, 3 diciembre
InicioArticulosHispaocio, un barco a la deriva
Noticia presentada por:Remax Premium

Hispaocio, un barco a la deriva

Por Cati Ribas para ACUA

No hace mucho publiqué, también en Acua, un artículo en el que me refería a la situación tan comprometida en la que se encuentra Hispaocio Villaviciosa (ver Acua Febrero 2021).

            Las dificultades no han hecho más que agravarse, los problemas financieros de Hispaocio son conocidos, debidos a la pandemia, pero también al lastre de una deuda que hace imposible su viabilidad. La rumorología, sin embargo, corre más que la información, como siempre. 

            Los usuarios habituales seguimos asistiendo mejor o peor a nuestras clases o a la sala y vemos cómo cada día cuesta más mantener una aparente normalidad. Ahora se junta la precariedad de los últimos meses con la habitual en estas fechas cuando los socios suelen ausentarse debido a las vacaciones. A 24 de junio no se sabe siquiera si se van a abrir las piscinas de verano. Ningún anuncio oficial, ninguna información a los socios. 

            ¿Tiene el Ayuntamiento alguna responsabilidad en este estado de cosas? Al menos subsidiariamente sí. Fue el Ayuntamiento presidido por Nieves García Nieto quién adjudicó este servicio y aunque “externalizado”, como se dice ahora, no deja de ser un servicio público. El emblema del municipio luce en la entrada junto con el de Hispaocio. Seguramente la empresa que lo construyó tenía experiencia como constructora, pero ninguna como gestora de instalaciones deportivas. ¿No tiene ninguna responsabilidad el Ayuntamiento? Dicha empresa, en liquidación mucho antes de la pandemia, ya hizo caja en la construcción y probablemente la gestión posterior le importaba menos. 

            ¿No creen ustedes que no estaría demás alguna explicación por parte de la Dirección de Hispaocio o del Ayuntamiento aclarando a los socios y usuarios cuál es la situación y cuáles son los proyectos futuros, si es que los hay? 

            Llama la atención que el Ayuntamiento se ponga tanto de perfil un área tan sensible para la salud y el bienestar de los ciudadanos. A este complejo acuden, o acudían, muchas personas de todas las edades que no buscan otro beneficio que mejorar su salud mediante el ejercicio físico, y sería una gran pérdida si se cerrase. Desde aquí les conmino a que nos expongan claramente a todos los ciudadanos, y a los socios de Hispaocio personalmente, qué piensan hacer. Les recuerdo que no es un servicio gratuito, aunque sí accesible mayoritariamente y así debe continuar siendo, como hacen la mayoría de los municipios.

            Seguramente el complejo deportivo, con la misma empresa o con otra, es reflotable a partir de septiembre; pero no nos engañemos, la deuda es importante y requerirá medidas extraordinarias. No puedo terminar sin agradecer la profesionalidad de todo el personal que atiende directamente a los usuarios, los monitores que siguen impartiendo sus clases como si nada pasara y que deben dar la cara todos los días ante las quejas, cada vez más frecuentes y justificadas de los socios, también el personal de recepción y el equipo de mantenimiento y limpieza. Gracias a todos por atendernos.

Catalina Ribas Bonet

2 Comentarios

  1. Toda la razón. Este es el resultado de la gestión privada de un bien público y la cara visible de una política de calle que desatiende a los ciudadanos. Debemos ser el único pueblo de la zona que no abre una piscina que todos pagamos, porque es así: el ayuntamiento , con nuestros impuestos, paga cada año para el mantenimiento de un servicio que después no se presta. Qué triste.

Comments are closed.

Últimos artículos