En el Pleno celebrado ayer, el primero de la nueva legislatura, Pilar Martínez aprovechó su turno de palabra para arremeter contra el Alcalde, El equipo de Gobierno, VOX, Joaquín Navarro…

En un enfrentamiento serio con el Alcalde éste le quitó la palabra a raíz de una dura acusación en la que ponía en duda la legitimidad del nuevo Equipo de Gobierno invitándole el alcalde a que si tenía pruebas de ello acudiera a los tribunales.

Votó en contra de todo, incluso de una moción que recogía su propuesta.

Llamó la atención su interés en que no fuera solo un concejal de su formación quien tuviera derecho de voz y voto (y cobrar las dietas) en las Comisiones Informativas, proponiendo que fuesen cuatro. Por parte de la portavoz, Mercedes Castañeda, se le aclaró que podían asistir todos los concejales que lo deseasen pero solo uno con voz y voto ponderado, es decir con el número de votos igual al número de concejales de cada formación. Aún así y a pesar del perjuicio económico que representaba su propuesta, insistió en la misma.