Transcribimos el comunicado de Más Madrid, en respuesta al que emitía IU hace unos días.


El fin no justifica los medios… excepto para algunos


Si durante los años que se lleva tramitando el proyecto de una nueva biblioteca el anterior, ¡y actual!, concejal de Economía y Hacienda no ha sido capaz de gestionarlo de acuerdo con la Ley, ¿la irresponsabilidad es nuestra?

El reciente comunicado de IU Villaviciosa acaba pidiendo explicaciones a los «causantes» de quedarnos sin la biblioteca que queríamos, deseábamos y necesitamos. No debe referirse a nuestra organización, porque los causantes son los que no se han ajustado a la Ley (y los que parecen amparar la ilegalidad) para sacar adelante este proyecto. En todo caso, si se refirieran a nosotros, solo queremos recordarles que, hace ya tiempo, explicamos claramente la razón de nuestra posición. Y ésta es muy sencilla: tenemos la costumbre de cumplir la ley. Quizá se deba a que somos una organización joven y novata y no hemos aprendido todavía (esperemos que nunca lo hagamos) a pasar por alto las irregularidades e ilegalidades y llamarlas «escusas» (o, mejor, excusas). Llamándolas así, suponemos que es más fácil saltárselas.

Pero la realidad es que se ha vulnerado la legalidad. El informe del Secretario General del Ayuntamiento es terminante (extracto de las conclusiones):

“La presentación de un proyecto de ejecución por importe superior al establecido en el pliego (…) supone un incumplimiento por el contratista de las condiciones contractuales establecidas en los pliegos”
“…A mi criterio (del Secretario General), la variación del importe máximo del proyecto a redactar supondría una alteración de las condiciones esenciales de licitación y adjudicación del contrato, pues afecta a un elemento determinante del contenido de los trabajos a realizar por lo que (…) no podría haberse aprobado dicha modificación, y hubiera procedido la resolución del contrato y una nueva licitación…”
Así que no parece que lo que ha hecho «decaer el proyecto» haya sido la «confluencia de PP, VOX y Más Madrid». Por cierto, que en el Mandato anterior, IU «confluyó» en más de 400 ocasiones con VOX, llegando al punto de presentar alguna Propuesta conjunta (solos IU y VOX). Nunca recibió de nuestra parte crítica alguna por eso, porque las coincidencias son solo eso, coincidencias, aunque se retuerza el rico vocabulario español, para insinuar algo más allá. Por encima del interés partidista y del sectarismo político está la ética y la ley.

Señala IU en su comunicado: «…nunca hemos dudado en apoyar todo aquello que fuera positivo para el municipio, algo que otras fuerzas políticas parece que no entienden igual». No parece que siempre haya sido así, porque sobre este tema de la biblioteca, en el Pleno de marzo de 2017, Juan Miguel Belmonte, portavoz entonces de IU, señaló entre otras cosas: «…hoy se trae a Pleno un hecho consumado y se pone a los grupos de la oposición en la tesitura de compartir una decisión ya tomada y en la que no participaron. Pregunta quién fijó el presupuesto de esta actuación…» (¿Ha participado IU ahora?). Prosigue afirmando “…que no se fía del gobierno municipal porque trae un presupuesto sin ninguna base para poder contrastar esas cifras, por lo que no se puede saber si es correcto…»Concluye anunciando el voto en contra de su grupo, matizando que era un voto en contra del proyecto presentado y no contra una nueva biblioteca”. (Cuando nosotros decimos eso mismo, se nos anatematiza, pero si lo dice IU, es política cualitativamente profunda).

De entonces (2017) a ahora ha habido algunos cambios que creemos que son significativos: el primero, es que el presupuesto de ejecución de las obras ha pasado de 3.240.000 € a 4.409.292,97 €, o sea un incremento de más del 36 %; el segundo, que, desgraciadamente por causa de salud, Juan Miguel Belmonte no es el portavoz de IU.

Su portavoz actual, María Vela, ya en 2018, votó a favor, pero no debió encontrar argumentos para justificar su cambio de voto, porque no utilizó su turno de palabra y nos dejó ayunos de sus razones. Ahora reitera su voto favorable y proclama un principio digno de estudiarse en las facultades de Derecho, diciendo textualmente: «…el proyecto no ha sido adjudicado, o sea, no ha salido a concurso, no se ha cometido ninguna presunta irregularidad» (!) Es decir, que aunque un concejal vote a favor de un Proyecto contra la Ley puede estar tranquilo, porque, hasta que no haya adjudicación de ese Proyecto, no pasa nada.

Lo que no vamos a permitir es que digan que hemos «antepuesto nuestros intereses personales». No sabemos lo que pretenden insinuar, pero, sea lo que sea, nos parece muy grave. Así que tendrán que retractarse y disculparse, o mostrar las pruebas en las que basan su aseveración, atribuyéndonos una supuesta conducta inmoral, ilícita e ilegal.
También nosotros estamos de acuerdo en calificar como de desgobierno la situación de los últimos años, así como que nos parece una grave irresponsabilidad haber perdido la oportunidad de tener una biblioteca capaz, funcional y acorde con nuestro municipio. Pero si durante los años que se lleva tramitando este proyecto, el anterior, ¡y actual!, concejal de Economía y Hacienda no ha sido capaz de gestionarlo de acuerdo con la ley, ¿la irresponsabilidad es nuestra?

No podemos pedir a nuestros vecinos respeto a la Ley, si no lo tenemos los que debemos hacer cumplirla. Saltarse la Ley no es el camino; al menos no es el nuestro.